sábado, 27 de octubre de 2012



Morí por la Belleza, pero apenas 
mi cuarto se transformó en Tumba, 
uno que murió por la Verdad yacía 
en un cuarto contiguo, 
Me interrogó en voz baja por qué morí. 
-Por la Belleza -repliqué- 
-Y yo -por la Verdad, 
 dos son una, 
somos Hermanos -dijo- 
Y así, como Parientes reunidos en la Noche, 
Hablamos de un cuarto a otro, 
hasta que el Musgo alcanzó nuestros labios, 
y cubrió con olvido nuestros nombres.

Emily Dickinson

viernes, 19 de octubre de 2012

video

                                                    
                                                  

                                                            Si te atreves a sorprender
                                                            la verdad de esta vieja pared;
                                                            y sus fisuras, desgarraduras,
                                                            formando rostros, esfinges,
                                                            manos, clepsidras,
                                                            seguramente vendrá
                                                            una presencia para tu sed,
                                                            probablemente partirá
                                                            esta ausencia que te bebe.

                                                            Alejandra Pizarnik